Noticias

1 Jun 2018

Declaración de Buenos Aires – Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas en Ciudades Inteligentes y Sostenibles en América Latina

El Primer Foro sobre Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas en Ciudades Inteligentes y Sostenibles en América Latina, celebrado los días 29 y 30 de mayo de 2018 en Buenos Aires (Argentina), ha:

1 Aceptado el potencial transformador de la Inteligencia Artificial (IA) y del Internet de las Cosas (IoT) para revolucionar las infraestructuras urbanas tradicionales en América Latina. La combinación de conectividad de alta velocidad, resiliente y de baja latencia y de tecnologías tales como la computación distribuida, el Internet de las Cosas (IoT), el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo así como el análisis de macrodatos está permitiendo la transformación hacia ciudades más inteligentes y sostenibles.

2 Reconocido que la rápida urbanización ha impuesto distintos desafíos en América Latina entre los que figuran la pobreza, la desigualdad social, la escasez de vivienda, la vulnerabilidad ante las catástrofes climáticas, la congestión del tráfico y los problemas de suministro de agua y saneamiento. Con un 80% de sus 650 millones de habitantes viviendo en ciudades urbanas, América Latina tiene que desarrollar y adoptar políticas y marcos reglamentarios innovadores que permitan aprovechar el potencial de la IA y del IoT para fomentar el crecimiento económico inclusivo y sostenible, ajustado a las normas internacionales sobre derechos humanos.

3 Destacado que, al optimizar la productividad y el uso de los recursos utilizando datos en tiempo real recopilados a partir de productos y sensores inteligentes. Las soluciones y aplicaciones basadas en IA e IoT ofrecen una importante mejora para la cadena de valor y la cadena de suministro en las distintas industrias. También ha reconocido que la industria 4.0, que se caracteriza por la digitalización, la conectividad y la automatización y aprovecha la IA habilitada por los macrodatos en la industria manufacturera, resulta esencial para transformar la producción tradicional y el modelo de consumo lineales en un bucle cerrado, un modelo circular en el que se obtienen la máxima eficiencia y los máximos valores en todas las fases del ciclo de vida de un producto.

4 Subrayado la importancia de la ética para los macrodatos y la analítica. La falta de reglamentación en lo que respecta a la recopilación y la propiedad de los datos significa a menudo que queda en manos de quienes recopilan los datos determinar los volúmenes y tipos de datos que se recogen, y que es responsabilidad de los mismos la manera en que se utilizan dichos datos. A la hora de implementar cualquier aplicación de IA y de IoT debe establecerse una relación de confianza entre quienes recopilan los datos y los ciudadanos. Consenso, responsabilidad, inclusión y transparencia son esenciales a la hora de elaborar un marco ético que permita construir y mantener una relación de confianza.

5 Reiterado la necesidad de aplicar normas internacionales como las Recomendaciones del Sector de Normalización de la UIT (UIT-T) para garantizar la interoperabilidad de las aplicaciones, los servicios y las plataformas de IoT. Al establecerse un marco común y una terminología aceptada, los distintos desarrolladores y productores de IoT pueden desarrollar su actividad en un mismo ecosistema e incrementar los valores de producción de sus productos al tiempo que hacen avanzar la agenda mundial de desarrollo sostenible. También se ha reconocido que el desarrollo de normas internacionales y de un marco reglamentario mundial en el campo del IoT resulta indispensable para responder a las amenazas de seguridad específicas para IoT y abordar inquietudes sociales respecto del IoT como es el caso de la privacidad, la confianza y la libertad de expresión.

6 Reafirmado el compromiso de los participantes respecto de la Agenda 2030, en particular los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): ODS 8 “Trabajo decente y crecimiento económico”, ODS 9 “Industria, innovación e infraestructura” y ODS 11 “Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”; así como la prioridad y el lema de la Presidencia Argentina del G20 en 2018, que es crear un consenso en pro de un desarrollo justo y sostenible con una visión centrada en la gente; Unidos por las Ciudades Inteligentes y Sostenibles (U4SSC) como plataforma mundial que aboga por una política pública que fomente la utilización de las TIC para configurar ciudades inteligentes y sostenibles, y la Agenda Digital para América Latina y el Caribe (eLAC2020) como diálogo multipartito para fomentar el potencial del ecosistema digital para promover el desarrollo sostenible de la región.

Por consiguiente nosotros, los participantes en el Primer Foro sobre Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas en Ciudades Inteligentes y Sostenibles en América Latina, declaramos un Llamado a la Acción que incluye:

1 Sensibilizar respecto del papel de la IA y el IoT en el desarrollo de las ciudades inteligentes: Es preciso sensibilizar a los ciudadanos respecto del potencial de la IA y del IoT para transformar la ciudad en la que viven. Una vez que se establezca una comprensión común de la funcionalidad y la naturaleza de la IA, los ciudadanos serán más proclives a desarrollar una actitud de reciprocidad respecto de las soluciones de IA. Así pues, hay que incorporar campañas de sensibilización en los programas de ciudad inteligente y la planificación urbana. La revolución de la IA no se va a detener. Hay un claro sentido de urgencia para infundir políticas prácticas y éticas, así como mejores prácticas que fomenten el crecimiento económico inclusivo y sostenible. Los ciudadanos deben estar en el centro de todo ello.

2 Modificar las políticas públicas a fin de preparar un futuro de IA: Hay que actualizar los programas educativos para reorientar las calificaciones para la IA en el marco de la alfabetización en términos de medios e información como preparación para que la próxima generación de trabajadores adopte la IA. Es indispensable que estudiantes, trabajadores, responsables políticos y otras partes interesadas en la ciudad inteligente hagan evolucionar su papel respectivo para adaptarse y aprovechar los beneficios de las tecnologías de IA emergentes. Resulta igualmente importante sensibilizar respecto de la ética de la recolección de datos, que es esencial para propiciar una relación de confianza entre las aplicaciones de IA y los ciudadanos.

3 Promover la producción y el suministro de dispositivos inteligentes, software, aplicaciones y servicios e infraestructuras, así como la adopción de la tecnología de IA para crear ciudades inteligentes en función de las necesidades locales. Hay productos de IoT habituales que permitirían una productividad óptima en la vida cotidiana de los ciudadanos locales.

4 Alentar la colaboración y las asociaciones público-privadas: Mejorar la cooperación a escala internacional, regional y nacional entre las organizaciones, los institutos de investigación, las instituciones académicas, los gobiernos locales, las pequeñas y medianas empresas y los organismos de normalización con miras a la difusión de conocimientos y prácticas óptimas sobre la utilización y las políticas de IA.

5 Aprovechar el potencial de la IA para asegurar el Internet de las Cosas: Introducir elementos de IA en el diseño del IoT para mejorar la seguridad. Utilizando diversos algoritmos para estudiar y analizar los datos; el aprendizaje automático habilita a la IA para que sea capaz de aprender y detectar patrones que ayudarían a identificar y evitar actos mal intencionados en el espacio de la ciberseguridad, convirtiéndola en factor catalizador de la salvaguardia de la privacidad en el ámbito de la ciberseguridad del IoT y creando una relación de confianza entre las correspondientes partes interesadas.

6 Crear una Plataforma de Ciudad Inteligente (PCI) donde puedan compartirse mejores prácticas y datos esenciales y establecerse hitos de referencia: Esta plataforma abierta debería formar parte de una estrategia de ciudad inteligente en la que los distintos sectores y sus planes de desarrollo respectivos se conecten y armonicen. Hay que implicar a los ciudadanos desde el principio a fin de aportar transparencia y responsabilidad a la plataforma. Se establecerían objetivos limitados e hitos para dar impulso y garantizar avances progresivos.

7 Incorporar soluciones de IA a los servicios públicos: Las soluciones y aplicaciones de IA tienen el potencial para mejorar exponencialmente la eficiencia de los servicios públicos. Hoy en día hay programas informáticos y herramientas de IA que utilizan el mando vocal para funcionar y que son capaces de revisar y registrar miles de documentos en un corto periodo de tiempo, al tiempo que detectan patrones que ayudarán a deducir soluciones óptimas para una amplia gama de problemas sociales. Esto resulta especialmente útil para mejorar la labor de los fiscales y de los organismos encargados de velar por el cumplimiento de la ley, donde existe un gran número de procesos basados en documentos impresos y es preciso analizar cada día grandes volúmenes de información vital.

Puede encontrar información adicional en relación con el Primer Foro sobre Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas en Ciudades Inteligentes y Sostenibles en América Latina en la dirección:

https://www.itu.int/en/ITU-T/Workshops-and-Seminars/20180530/Pages/default.aspx